Trabajamos por la educación

Lanzamiento de nueva marca

Lanzamiento de nueva marca – Fundación Barco:

Más allá de un cambio de identidad gráfica, decidimos avanzar como Fundación Barco, convencidos que la suma de talentos y capacidades de personas, empresas e instituciones nos permite un viaje seguro hacia un destino común de desarrollo social y progreso.

Esta nueva imagen es uno de los resultados del proceso de transformación que iniciamos hace dos años y que busca aumentar el alcance de nuestra labor social y acercarnos a nuestras diferentes audiencias. La Fundación Barco mantiene su compromiso con
sus valores de innovación y de generación de alianzas para diseñar, administrar y ejecutar proyectos con enfoque social que permitan contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades con las que trabajamos.

Para efectos administrativos y contractuales, nuestra razón social y documentación legal y financiera continuará con la denominación actual.

Lanzamiento de nueva marca – Fundación Barco.

Minas antipersonal: a educarnos todos

Por: Alfonso Otoya, Director de la Fundación Restrepo Barco.

En Colombia, el problema de las minas antipersonal sigue generando víctimas. Desde la década de los ochenta se tienen indicios de la existencia de minas antipersonal en el territorio colombiano y el país ha vivido este terrible flagelo que ha dejado 11.828 víctimas, de las cuales 1.216 son menores de edad. Durante los últimos años los diferentes gobiernos, con el apoyo de la comunidad internacional y de ONG, han realizado grandes esfuerzos para desminar el territorio. Gracias a ello, se ha logrado declarar 391 municipios sin sospecha de minas.

Sin embargo, el problema persiste, e incluso se ha agravado porque grupos al margen de la ley han vuelto a contaminar el territorio. De hecho, las víctimas por minas antipersonal pasaron de 57 en 2017 (su nivel más bajo) a 108 en el 2019. Es importante igualmente mencionar que el perfil de las víctimas en estos últimos tres años también se ha modificado, pasando de ser para los años anteriores al 2017 en su mayoría personas de las Fuerzas Militares, a ser personas civiles para los años posteriores.

Durante el 2019 se presentaron 9 menores de edad víctimas de minas antipersonal o munición sin explosionar. De acuerdo con la oficina del Alto Comisionado para la Paz, en lo corrido de este año, al 31 de marzo, 37 personas han sido víctimas de estos artefactos explosivos.

Esta tragedia afecta gravemente a niñas, niños y adolescentes. El pasado 8 de marzo se presentaron dos víctimas fatales, una niña de 12 años y un joven de 17, quienes murieron por culpa de una mina antipersonal en el resguardo indígena Murrí Pantano, en Frontino (Antioquia). A este panorama se suma que el 20 de abril, medios de comunicación reportaron un muerto y dos heridos por la activación de un campo minado.

No nos podemos permitir como sociedad que los distintos grupos armados continúen infectando el territorio con este tipo de artefactos. El costo que como sociedad pagamos por tener nuestro territorio contaminado con estos objetos es altísimo y si le damos la espalda a las comunidades que sufren este flagelo solo estaremos ampliando brechas de desigualdad, así como negándoles la posibilidad de superar sus situaciones de vulnerabilidad. Una comunidad que vive en medio de un territorio contaminado por minas antipersonal o munición sin explosionar, es una comunidad que vive en medio del miedo, que realiza sus desplazamientos con zozobra y que envía a sus niños a estudiar en medio de la incertidumbre de si los volverá a ver sanos y salvos.

Debemos apoyar y reconocer la labor de desminado que adelantan las autoridades. Pero eso no es suficiente. Debemos educarnos todos en el riesgo que las minas antipersonal, las trampas explosivas y las municiones sin explosionar representan, y asumir los comportamientos seguros que nos permitan evitar el riesgo de accidentes.

Desde la Fundación Antonio Restrepo Barco, junto con USAID, Discovery y Computadores para Educar, decidimos aportar nuestro grano de arena y creamos la alianza Pasos Seguros, que busca educar para la prevención de accidentes por estos artefactos explosivos, a través de herramientas pedagógicas modernas, interactivas y con un trabajo directo con las comunidades, autoridades locales y establecimientos educativos.

Fuente: El Colombiano

El 62 % de víctimas de minas y municiones sin explotar son niños

Durante lo que va de 2020, 24 personas han resultado lesionadas por estos artefactos. FOTO: Inaldo Pérez / RCN Radio

En el marco de la conmemoración del Día Internacional para la Sensibilización del Peligro de Minas Antipersonal, la fundación Antonio Restrepo Barco reveló que el 62 % de las víctimas de estos artefactos y de municiones sin explosionar son niños.

El gerente de la fundación, Alfonso Otoya, señaló que en muchos de los casos, los menores, mientras están divirtiéndose, jugando, compartiendo con otros pequeños, se encuentran este tipo de explosivos que despiertan su interés.

En contexto: Dos menores indígenas murieron tras pisar una mina antipersonal en Frontino, Antioquia

“Esta población es la más afectada por la munición sin explosionar. Es decir, los casquillos de bala y las granadas entre otros artefactos que queda tirados sin detonar; los menores sienten curiosidad y el 62 por ciento de las víctimas por esto son niños”, dijo.

Por ello, se está promoviendo la alianza Pasos Seguros en la que participan la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Discovery y Computadores para Educar, con la que se están desarrollando estrategias para generar conciencia pública frente al daño que producen las minas antipersonal.

Debido a esto, se priorizaron 44 municipios de seis departamentos de Colombia en los que se registraron mayores lesiones por ese tipo de artefactos explosivos improvisados.

El gerente de la fundación Antonio Restrepo Barco aseguró en entrevista con RCN Radio que en regiones como Arauca, Meta, Nariño, Valle del Cauca, Chocó y Norte de Santander se presentaron la mayoría de las afectaciones.

De acuerdo con las cifras oficiales, desde 1990 hasta la fecha se han registrado 11.828 víctimas de minas antipersonal, municiones sin explosionar y trampas explosivas en Colombia, y de ellos 1.216 corresponden a menores de edad.

En lo que va corrido del año 2020 se han registrado 24 víctimas por artefactos explosivos, por lo que Otoya señaló que “estas cifras ratifican la urgencia de sensibilizar sobre el riesgo y tomar acciones urgentes que protejan a la población más vulnerable”.

«Hoy más que nunca todos los colombianos debemos tener comportamientos seguros y seguir las recomendaciones de las autoridades. En general, no sabemos identificar una zona de riesgo y no tenemos conocimiento de cómo actuar ante la presencia de algún artefacto explosivo, por eso con ‘Pasos Seguros’ queremos salvar vidas y concientizar a las personas de cómo puede prevenir accidentes”, agregó.

Vea también: Soldado perdió una pierna por una mina antipersonal en el Catatumbo

Por ello definieron este derrotero de ‘pasos seguros’. Los caminos o lugares seguros son donde generalmente pasan muchas personas o donde hasta el momento no han ocurrido accidentes o incidentes, o donde a la fecha se sabe que no hay presencia de minas antipersonal, municiones sin explosionar ni trampas explosivas.

  1. Pregúntele a varias personas de la comunidad por los caminos y lugares más seguros. Únicamente utilice estos caminos y visite estos lugares.
  2. Viaje de día: salga de día y regrese de día
  3. Evite salir del camino seguro para tomar atajos, coger frutas, buscar sombra, agua o señal de celular.
  4. No recoja objetos desconocidos que llamen su atención, pueden ser trampas explosivas.
  5. Comuníquese con las autoridades al identificar algún objeto sospechoso.
  6. Si va en bote utilice las rutas y puertos seguros.
  7. Evite hacer sus necesidades fisiológicas fuera de los caminos o lugares seguros.
  8. Manténgase informado de lo que pasa en su comunidad, vereda o municipio.
  9. Las niñas y niños deben jugar únicamente en lugares seguros identificados por la comunidad y deben informar siempre a sus padres o cuidadores en dónde y con quién están.
  10. Recuerde: Manténgase en caminos y lugares seguros. ¡Yo me cuido y cuido a los demás!

Fuentes: Sistema Integrado de Información / RCN Radio / Alerta Paisa

Es momento de aprender sobre las minas antipersonal

En el país existe una alianza para educar en el tema, que ayuda a disminuir riesgos y salvar vidas.

La presencia de artefactos explosivos es una realidad que permanece en más de 700 municipios colombianos, y que a la fecha, ha cobrado más de 11.800 víctimas en lo que se refiere a minas antipersonal, municiones sin explosionar y trampas explosivas. Durante décadas, en diferentes rincones de Colombia, se han creado iniciativas y planes con el mismo objetivo: reducir y mitigar esta gran amenaza.

Para explicar un poco el panorama que se vive dentro del territorio nacional, es necesario abordar las cifras que han arrojado los diferentes registros oficiales. Según estos análisis, del total de víctimas civiles de artefactos explosivos en Colombia, 1.216 corresponden a menores de edad, siendo la población más sensible a las municiones sin explosionar, en las que los niños y niñas, equivalen al 62 por ciento del total de los afectados por este tipo de artefactos. Entre enero y febrero de este año, se han registrado 24 víctimas. Estas cifras ratifican la urgencia de sensibilizar sobre el riesgo, y tomar acciones urgentes que protejan a la población más vulnerable.

Pero disminuir este tipo de accidentes es una labor compleja y constante, sin lugar a dudas, posible, pero que exige que se lleve a cabo a través de la educación. De esta manera, adultos, niños, y niñas, aprenderán a identificar los peligros asociados, y a adquirir comportamientos seguros, que los ayuden a reducir los riesgos, y a cuidar sus vidas.

Como buen ejemplo de este arduo trabajo, existe ´Pasos Seguros´, una alianza integrada por la Fundación Antonio Restrepo Barco ,la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Discovery Communications, y Computadores para Educar, que busca avanzar en la Educación en el Riesgo contra Minas Antipersonal (ERM) de forma innovadora, incluyendo por primera vez, el uso de tecnologías de la información y la comunicación, para lograr un mayor impacto. Pasos Seguros, viene trabajando en la implementación de diversas estrategias, que generen conciencia pública a nivel nacional, y que tengan eco en todos los territorios del país. Adicionalmente, adelanta acciones directas en 44 municipios de Norte de Santander, Arauca, Meta, Nariño, Valle del Cauca y Chocó; seis de los departamentos que registran mayor afectación en materia de accidentes por minas antipersonal.

En consecuencia, y dentro del marco de la conmemoración del Día internacional para la sensibilización sobre el peligro de las minas antipersonal, y en medio del aislamiento por el COVID-19, Pasos Seguros, quiere hacer un llamado muy especial para proteger la vida de los niños y niñas en Colombia, y para que cada uno de nosotros, apliquemos el principio de “Yo me cuido y cuido a los demás”, como parte de las medidas para minimizar el riesgo por estos artefactos. Es entonces el espacio de encuentro de las familias, el escenario perfecto para identificar entre todos, cuáles son los riesgos a los están expuestos en su comunidad, e informarse sobre esos comportamientos seguros que pueden salvar vidas.

“Hoy más que nunca, todos los colombianos debemos tener comportamientos seguros y seguir las recomendaciones de las autoridades. En general, no sabemos identificar una zona de riesgo, y no tenemos conocimiento de cómo actuar ante la presencia de algún artefacto explosivo, por eso con Pasos Seguros, queremos salvar vidas y concientizar a las personas, de cómo pueden prevenir accidentes”, asegura Alfonso Otoya, director de la Fundación Antonio Restrepo Barco.

Claves e indicaciones para disminuir los riesgos

La comprensión y adopción de las siguientes indicaciones en las familias y comunidades, permitirá minimizar el riesgo por artefactos explosivos, protegiendo a la población infantil, y garantizando sus desplazamientos -cuando ello esté permitido-, hacia sus instituciones educativas, sitios de recreación o lugares de residencia.

  • Los caminos o lugares seguros son donde generalmente pasan muchas personas, o donde hasta el momento, no han ocurrido accidentes o incidentes. Donde a la fecha se sabe que no hay presencia de minas antipersonal, municiones sin explosionar, o trampas explosivas.
  • Pregúntele a varias personas de la comunidad por los caminos y lugares más seguros. Únicamente utilice estos caminos y visite estos lugares.
  • Viaje de día, salga de día y regrese de día.
  • Evite salir del camino seguro para tomar atajos, coger frutas, buscar sombra, agua, o señal de celular.
  • No recoja objetos desconocidos que llamen su atención, pueden ser trampas explosivas.
  • Comuníquese con las autoridades al identificar algún objeto sospechoso.
  • Si va en bote, utilice las rutas y puertos seguros.
  • Evite hacer sus necesidades fisiológicas fuera de los caminos o lugares seguros.
  • Manténgase informado de lo que pasa en su comunidad, vereda o municipio.
  • Las niñas y niños deben jugar únicamente en lugares seguros identificados por la comunidad, y deben informar siempre a sus padres o cuidadores en dónde y con quién están.

Fuente: El Tiempo

Todos los derechos reservados © Fundación Barco 2021
Desarrollado por: logo-himalaya