Trabajamos por la educación

Entregamos el Premio Familia: Conoce los detalles

La ceremonia de entrega contó la con la participación de expertos nacionales e internacionales, quienes hablaron sobre causas y soluciones a la problemática de la violencia intrafamiliar. 

Con la conducción de la periodista y presentadora Claudia Palacios y la presencia de destacados académicos y representantes de organizaciones como la Universidad Diego Portales de Chile, Naciones Unidas, el Ministerio de Salud de Colombia, Medicina Legal y Aldeas Infantiles SOS Colombia, la Fundación Barco realizó la entrega de la VI edición del Premio Antonio Restrepo Barco, el galardón más invortante de su categoría en el país. 


Durante la ceremonia se galardonó a Isabel Cristina Álvarez Vélez, de la Universidad de Antioquia, como la ganadora de esta versión del premio por su trabajo “Transformaciones y experiencias de vida de mujeres y sus grupos familiares tras la desaparición forzada en el municipio de Granada Antioquia”.  

El jurado consideró que el trabajo contribuye desde el punto de vista teórico y epistemológico al desarrollo el conocimiento sobre la desaparición forzada y sus impactos en los grupos familiares, una de las manifestaciones de la violencia en Colombia. La investigación, se construyó con base en la experiencia de vida de 3 mujeres rurales, abuela, madre y esposa de desaparecidos forzadamente, sus duelos, sus vidas y sus capacidades de reconstruirlas.   

Investigaciones que recibieron menciones de honor  

En esta versión del Premio el Jurado calificador entregó menciones especiales a las siguientes investigaciones:  

Primera mención de honor: Rita Patricia Ocampo Cepeda de la Facultad de Psicología de la Universidad del Valle, con el trabajo titulado: Antígona: “Narrativas familiares de pérdida de un ser querido en el conflicto armado interno colombiano.  

Segunda mención de honor: Claudia Sofía Rodríguez Berna y Jaime Forero Alvarez de la Facultad de Estudios Ambientales y Rurales de la Universidad Javeriana de Bogotá, con el trabajo titulado: “Las potencialidades de la agricultura familiar y campesina para superar la pobreza rural en Colombia”.  

Agenda académica 

En el marco de la ceremonia y con el objetivo de generar espacios de diálogo en torno a las principales problemáticas que afectan a la familia en Colombia, hablamos con expertos sobre violencia intrafamiliar, así como de las violencias basadas en género y en contra de los niños, niñas y adolescentes en el entorno doméstico. 

De acuerdo con las cifras oficiales en Colombia, en lo que va del 2022 se han presentado 2.144 casos de mujeres agredidas por su pareja, 6 casos de feminicidios y cinco mujeres asesinadas en hechos de violencia de pareja. Estas cifras muestran la necesidad de tomar acciones urgentes para frenar estos ataques y proteger a las mujeres, niños y niñas; y hacer de nuestras familias entornos seguros y confiables para todos.  

Acciones como, por ejemplo, la Ley contra el castigo físico que justamente el mes anterior cumplió un año de aprobación y que sumó al país a los 57 países que han prohibido esta práctica. Según datos del ICBF, el 82% de los jóvenes que están procesados por Responsabilidad Penal Adolescente han sido objeto de algún tipo de vulneración y castigos físicos al interior de sus hogares, lo que evidencia una estrecha relación entre la violencia intrafamiliar y los índices delictivos en las calles.  

La ceremonia contó con la participación especial de Lidia Casas, directora del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales de Chile, quien lideró una ponencia sobre violencia transgeneracional. En este espació destacó que, aunque los países han hecho cambios importantes en cuanto a la violencia, estos han sido muy lentos: “tradicionalmente en nuestras sociedades el desequilibrio se ha dado por género y edad, siendo los niños y las mujeres los más violentados”. En este sentido, hizo un llamado enfático a entender cómo lo que se vive en el entorno familiar replica la violencia y la necesidad de romper esos ciclos y silencios.  

Por su parte, Najat Maalla M´jid, Representante Especial de la ONU sobre Violencia contra Niños, afirmó en su intervención  que: “estamos en un momento crítico ante el que debemos plantearnos cuatro acciones: primero, reconocer los vínculos entre la violencia contra las mujeres y la violencia contra los niños y su impacto intergeneracional; segundo, abordar la discriminación de género dentro de la familia, ya que la violencia doméstica está alimentada por estereotipos y normas sociales que normalizan y aceptan la violencia como el uso de la disciplina violenta contra los niños; tercero, asegurar la asignación de presupuestos para servicios intersectoriales de protección y prevención, ya que es una inversión con altos rendimientos para las sociedades y; cuarto, es necesario involucrar a los niños y niñas como parte de las soluciones”.   

Adicionalmente, estuvieron presentes en el evento el doctor Fideligno Pardo, Coordinador del Grupo Nacional de Clínica, Psiquiatría y Psicología Forense de Medicina Legal; Angela María Rosales, directora de Aldeas Infantiles SOS Colombia; y Pilar Cardona, epidemióloga y magister en Antropología Social que hace parte del Ministerio de Salud., quienes participaron en un conversatorio sobre violencia intrafamiliar en Colombia, espacio que estuvo moderado por Natalia Rueda, ganadora de la V Edición del Premio Antonio Restrepo Barco y quien es doctora en Ciencias Jurídicas de la Università di Pisa, Italia, y docente e investigadora de la Universidad Externado de Colombia. 

Para revivir los detalles de la transmisión en vivo, la agenda académica y la premiación, ingresa a: https://fb.me/e/ma2TQiMxP

El rol de los docentes frente los retos de la educación en la ruralidad

Con ocasión del Día Nacional del Maestro hablamos con varios docentes con los que venimos trabajando desde nuestras líneas de acción en materia de permanencia escolar, mejoramiento institucional para la calidad educativa y educación en el riesgo de minas antipersonal. Cada uno nos brindó su visión frente a los retos y dificultades que deben afrontar en los contextos territoriales de sus municipios y que afectan mayoritariamente los procesos de aprendizaje y la construcción de herramientas cognitivas y psicológicas para la vida de miles de niños, niñas, adolescentes y jóvenes que se educan desde las zonas rurales de nuestro país.

Establecimos esta comunicación con el ánimo no solo de destacar la labor de estas personas que a diario asumen la responsabilidad de formar a estudiantes en zonas rurales, sino con la intención de ponderar su esfuerzo en virtud de la búsqueda de soluciones conjuntas, que no solo involucren al entorno educativo, sino a todas las instancias de la sociedad para mejorar, fortalecer y promover la educación en todos los rincones del país como una apuesta que impulse no solo el campo sino a toda Colombia.

Desde la Fundación Barco desarrollamos estrategias para enamorar a niños, niñas y adolescentes de sus procesos de aprendizaje y hemos identificado, de la mano de estudiantes, maestros y comunidad algunos de los principales retos de la educación en la ruralidad. Entre ellos se destaca la necesidad de acompañar y apoyar a las instituciones educativas para fortalecer las competencias socioemocionales de los estudiantes, el desarrollo de proyectos de vida, emprendimiento o empleabilidad pertinente y la cultura del cuidado.

Pero esos no son los únicos desafíos que enfrentan los maestros y estudiantes en la ruralidad. Como lo señala Yurley Karime Contreras, directora del Centro Educativo Rural San Gil, en Sardinata, Santander, “los desafíos en la educación rural son muchos, primero el distanciamiento de las sedes educativas, segundo las vías, tercero los riesgos que se toman día a día y cuarto el acceso a internet”. 

Sobre el acceso a internet, es bueno recordar que, a pesar de que, desde mediados del 2021, internet es considerado un servicio público esencial, las cifras del DANE indican que a noviembre del mismo año solo el 56% de los hogares colombianos tenía acceso. En las zonas rurales, el 23.8%, cuenta con el servicio, mientras en las áreas urbanas es el 66.6%. Esto pone en evidencia que las brechas entre las zonzas rurales y urbanas siguen siendo enormes.

La distancia y las dificultades de acceso son otro de los grandes desafios que enfrentan los maestros. Así lo subraya Alejandro Betancur, docente del Centro Educativo Rural San Gil, ubicado en la Vereda San Ramón, cuya sede educativa está en Las Mercedes, a tres horas y media de Cúcuta, “los desafíos que tenemos en esta zona rural dispersa de Colombia tienen que ver con la movilidad y es que nosotros los docentes los lunes tenemos que salir de nuestros hogares y vivir toda la semana en las veredas”.  

Estos problemas afectan también a los estudiantes quienes además de encontrarse en ocasiones con limitaciones en cuanto al acceso a servicios públicos básicos como la luz o el agua, tienen que desplazarse a través de diversos medios y recorrer grandes distancias, que en ocasiones superan las siete horas, para llegar a sus escuelas y colegios, los cuales en muchas regiones de Colombia son carentes de lo esencial.

La falta de recursos y la precariedad en la que viven miles de familias impone retos adicionales y afectan la calidad del aprendizaje. A ese respecto, el docente Betancur subraya: “también tenemos retos muy grandes en cuanto a educación con nuestros estudiantes, pues en ocasiones sienten que sus proyectos de vida se ven coartados por la desigualdad, la injusticia social y la pobreza. En nosotros, encuentran ellos una motivación para seguir desarrollándose en la vida para un futuro”.

Una educación de calidad debe también tener en cuenta y valorar la identidad cultural de los estudiantes y sus comunidades. Cecilia Zalabata, miembro de la comunidad Arhuaca y supervisora de educación del departamento y quien hace parte del comité de educación como coordinadora, resalta que: “entre los hitos más importantes que he logrado en materia de educación ha sido tener autonomía que se ha logrado gracias a la lucha de las autoridades y los Mamos Arhuacos lo que ha permitido tener una educación más apropiada para la identidad y formación de los niños y jóvenes así como la posibilidad de tener un proyecto educativo comunitario con la participación de todos los estamentos”.    

El apoyo a los docentes también es fundamental, tengamos en cuenta que un profesor fortalecido emocionalmente tiene herramientas suficientes para motivar a sus estudiantes a continuar con su trayectoria educativa. Esto, puede hacer la diferencia entre lograr que ellos continúen su proceso de aprendizaje o lo abandonen.

En el Día del Maestro queremos, desde la Fundación Barco, resaltar y enaltecer la valiosa labor de los profesores en nuestro país, más aún cuando conocemos los enormes retos que enfrentan todos los días para lograr una educación de calidad y pertinente en particular en las zonas rurales donde los desafíos y retos se multiplican y hacen aún más meritorio su trabajo a favor de la educación de nuestros niños, niñas y adolescentes. Queremos agradecer su compromiso, dedicación y su enorme valentía.

La mejor manera de celebrar el Día del Maestro es tomando conciencia de lo ardua e importante que es su labor y asumiendo todos la responsabilidad que tenemos para impulsar una educación de calidad para todos. Eso requiere, en particular, aunar esfuerzos para cerrar la brecha de calidad educativa entre la ruralidad y los centros urbanos.

Pasos Seguros hace un llamado para salvar vidas a través de comportamientos seguros

-Colombia es el sexto país con mayor afectación por Minas Antipersonal en el mundo y uno de los seis en los que se siguen instalando este tipo de artefactos.  

-En lo corrido de este año, se han presentado 24 víctimas por Minas Antipersonal de acuerdo con las cifras de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz. El número total de victimas desde 1.990 al 28 de febrero, es de 12.170. 

-Pasos Seguros trabaja para fortalecer las capacidades de las comunidades en el riesgo de Minas Antipersonal, generar conciencia del autocuidado y promover la adopción de comportamientos seguros para contribuir a la disminución de accidentes por Minas Antipersonal, Municiones sin Explosionar y Trampas Explosivas. 

-Esta iniciativa, liderada por la Fundación Barco, en alianza con USAID, Discovery y Computadores para Educar, hace presencia en 6 departamentos priorizados: Arauca, Meta, Nariño, Valle del Cauca, Chocó y Norte de Santander. 

Bogotá. Abril 1 de 2022. En el marco del Dia Internacional para la Sensibilización contra las Minas Antipersonal, que se conmemora el 4 de abril, la alianza Pasos Seguros hace un llamado para prevenir accidentes con Minas Antipersonal, Municiones Sin Explosionar y Trampas Explosivas, a través de la adopción de comportamientos seguros con el fin de proteger a las comunidades y mitigar la posibilidad de accidentes por esta causa en todo el territorio nacional.   

Las Minas Antipersonal, Municiones Sin Explosionar y Trampas Explosivas un riesgo latente en varios territorios del país y afectan los derechos a la movilidad, la educación y la seguridad alimentaria de muchas comunidades rurales. Es por esto que resulta indispensable saber cómo mantenerse a salvo en familia y en comunidad.  


“Desde la Alianza Pasos Seguros queremos hacer un llamado a toda la población a informarse y educarse sobre este riesgo que lamentablemente sigue vigente en nuestro país. Siempre debemos estar atentos a la identificación de objetos extraños y sospechar de ellos, avisar a la comunidad, autoridades locales, mantenerse alejado de estos objetos, evitar cualquier contacto, no tomarle fotografías, arrojarle cosas, ni moverlos. La mejor reacción es devolverse por el mismo camino, ser prudente y no arriesgarse”, asegura Alfonso Otoya, Director General de la Fundación Barco.  


Desde la alianza Pasos Seguros se vienen adelantado diferentes iniciativas que buscan generar conciencia sobre el riesgo y generar capacidades de respuesta en las comunidades más afectadas. Además de talleres y capacitaciones en los territorios, se ha innovado con la producción de una miniserie de dibujos animados, un videojuego, materiales audiovisuales y un curso online y offline para docentes. Todos estos materiales están disponibles en la plataforma multimedia www.pasosseguros.com

La Fundación Barco abre convocatoria para la sexta versión del “Premio Antonio Restrepo Barco”

  • La mayor distinción a la investigación sobre familia en Colombia.
  • Las inscripciones estarán abiertas desde el 14 de octubre en www.fundacionbarco.org  y se extenderán hasta el 10 de diciembre.
  • Está dirigido a grupos de investigación de todo el país, así como a estudiantes de maestría y doctorado cuyos trabajos se hayan publicado en los últimos cuatro años.
  • La quinta versión, otorgó el premio a Natalia Rueda Vallejo, por su trabajo titulado “La responsabilidad civil en el ejercicio de la parentalidad en Colombia, un estudio comparado entre Italia y Colombia”.

Bogotá, octubre de 2021. La Fundación Barco, firme en su propósito de promover y difundir la investigación científica sobre familia en Colombia, abrió desde este 14 de octubre y hasta el 10 de diciembre del año en curso la convocatoria para la sexta versión del “Premio Antonio Restrepo Barco”.

La iniciativa busca incentivar la generación de conocimiento que contribuya a la formulación e implementación de políticas públicas, programas, proyectos y a la documentación de experiencias prácticas que generen conocimiento para abordar las principales oportunidades y desafíos que afronta este grupo humano a nivel local, regional o nacional.

Uno de los grandes desafíos que tenemos como país es promover la investigación y, a su vez, debemos lograr la implementación de las estrategias y soluciones que estas investigaciones plantean. Ese es uno de nuestros principales propósitos desde la Fundación Barco, contribuir al desarrollo de la familia, desde todas sus acepciones y diversidad, como eje central de nuestra sociedad en todos los contextos y territorios”, comentó Alfonso Otoya Mejía, director general de la Fundación Barco.

La quinta edición del premio Antonio Restrepo Barco, galardonó a Natalia Margarita Rueda Vallejo por su trabajo titulado “La responsabilidad civil en el ejercicio de la parentalidad en Colombia, un estudio comparado entre Italia y Colombia”. La investigación, planteó nuevas herramientas para que jueces y funcionarios públicos colombianos cuenten con mayores elementos al momento de valorar daños intrafamiliares. En tal sentido, sugiere tratar la violencia como un tema de salud pública, establecer un marco de responsabilidad para los padres de familia, generar políticas públicas en materia de prevención y apoyo terapéutico a los integrantes de la familia agredidos y propiciar la conciliación judicial sin sesgos o estereotipos. Natalia Rueda Vallejo, es egresada de la Universidad Externado de Colombia (Colombia) y de la Università di Pisa (Italia).

Este premio es la mayor distinción a la investigación en familia que se entrega en Colombia y adicionalmente otorga al ganador 50 millones de pesos.  

Los términos de la presenta convocatoria se pueden consultar en la página web de la Fundación: www.fundacionbarco.org y las inquietudes referentes al Premio Antonio Restrepo Barco en su sexta versión serán atendidas en el correo electrónico premiofamilia@fundacionbarco.org

Acerca de la Fundación Barco

La Fundación Barco es una entidad colombiana sin ánimo de lucro que trabaja por el desarrollo de modelos educativos para enamorar a niños, niñas y adolescentes de sus procesos de aprendizaje, a través de cuatro líneas de acción: permanencia escolar para contribuir a la continuidad de la educación en el tránsito de la básica secundaría a la media en la ruralidad del país; el mejoramiento institucional para la calidad, que busca el mejoramiento de la calidad de la educación en las instituciones educativas; la educación en el riesgo de Minas Antipersonal, que fomenta una cultura de comportamientos seguros como acción eficaz para mitigar el riesgo de accidentes por artefactos explosivos y la Innovación y Gestión del Conocimiento que promueve la investigación sobre familia en Colombia, la generación de conocimiento y la importancia de generar estrategias que incidan en políticas públicas para el desarrollo de este grupo social en el país.

Mayor información:

Gabriel Umaña Suarez Coordinador de Comunicaciones Fundación Barco Mail: gumana@fundacionbarco.org

María Restrepo García Acerca Comunicaciones Coordinador Senior Mail: mrestrepo@acerca.co

Todos los derechos reservados © Fundación Barco 2022
Desarrollado por: logo-himalaya